La UIA informó que se ralentiza la industria

Luego de un primer semestre con buenos niveles de producción industrial (IPI CEU: +7,7% interanual), la segunda mitad del año comenzó con incertidumbre y un panorama más complejo para la producción.

Industria 20 de septiembre de 2022 Modo Productivo Modo Productivo
dia-del-metalurgico-argentina-f0a36f

Las crecientes dificultades en el acceso a divisas para la producción encarecen y limitan el abastecimiento de insumos claves para la actividad industrial. El relevamiento indicó una ralentización de la industria en julio. El nuevo Monitor de Desempeño Industrial del CEU-UIA (MDI) se ubicó por debajo de 50 y anticiparía un menor nivel de actividad. Hubo un desmejoramiento en las dimensiones operativas de las empresas (plazos de entrega y stock de insumos) y, en menor medida, un peor desempeño de la producción y las ventas. Esto se reflejó también en las expectativas.

Esta tercera encuesta del 2022 se realizó durante el mes de agosto, tomando en cuenta los datos del mes de julio, en un contexto de elevada volatilidad macroeconómica, con una brecha cambiaria que superó el 150%. Si bien desde agosto a la fecha la brecha se redujo considerablemente, volviendo a los niveles de junio, habrá que observar su evolución futura.

Producción: el porcentaje de empresas con incrementos en la producción se redujo levemente a 31,5% y se ubicó por debajo de los valores del relevamiento previo (32,8% en abril) como de lo observado en esta misma época del año pasado (33,3% en julio de 2021). Pese a las dificultades que enfrentaron las empresas en ese mes, la producción se sostuvo a partir de una caída de los stocks de materias primas (54% de las empresas redujo sus stocks) y el mayor plazo de entrega de proveedores.

Los datos de julio estuvieron afectados por las regulaciones en el comercio exterior. El 74% de empresas encontraron dificultades para abastecerse de insumos y un 70% para pagar importaciones. Asimismo, el 32% frenó parte de sus operaciones, mientras que otro 46% considera probable tener que hacerlo en el futuro cercano.

Ventas internas y externas: también mostraron una caída, más notorio en el caso de las exportaciones, en un contexto de incertidumbre macroeconómica. En el mercado interno, el porcentaje de empresas con subas de las ventas se mantuvo estable respecto del trimestre anterior (31,9%) pero hubo un incremento en la cantidad de empresas que redujeron sus ventas (25,6% en julio vs 22,7% en abril). En el caso de las exportaciones, se repite la situación de manera más acentuada en las empresas que redujeron sus ventas externas (26,3% en julio vs 17,8% en abril).

Pequeñas y Medianas Industrias (PyMIs): también registraron un menor ritmo de actividad respecto del relevamiento previo. Si bien en julio el porcentaje de empresas que aumentaron la producción se mantuvo estable respecto del relevamiento anterior (31%), se observa un incremento en la cantidad de empresas que redujeron la producción (25% versus 19%). La misma tendencia se observa para las ventas al mercado interno y las exportaciones.

Empleo industrial: el empleo industrial continúa en recuperación. Un 23,5% de las empresas tuvo incrementos en la dotación de personal en julio, dato mayor al del relevamiento previo (21,2% en abril). Sin embargo, esta recuperación dependerá del devenir macroeconómico y la continuidad del crecimiento de la producción.

Expectativas:

El panorama de las empresas para los próximos meses se vio afectado por el contexto macroeconómico y las regulaciones cambiarias. Las expectativas sectoriales de las empresas cayeron por segundo relevamiento consecutivo y se ubicaron en el nivel más bajo de la serie. El porcentaje de empresas con expectativas positivas sobre su propia situación económica se redujo a 33,5% (desde 46,1% en el relevamiento anterior), igual que el de empresas con expectativas positivas sobre la situación de su sector de actividad, que cayó a 32,1% (desde 41,9%). En la misma línea fueron las expectativas en torno a la situación del país: sólo el 21,4% de las empresas espera que la situación económica del país mejore en el próximo año.

Energía: insumos estratégico y driver para la industria:

En lo transcurrido del invierno, no se presentaron grandes tensiones en materia de abastecimiento energético. A comienzos del año se preveía un escenario de dificultades a partir de las tensiones internacionales y la suba de precios, que se pudo administrar con estrategias de oferta, mayor abastecimiento de gas desde Bolivia e importaciones, acotando el impacto en la actividad. Entre las empresas encuestadas, se reportaron ciertos cortes pero focalizados en el suministro eléctrico. Además, las empresas tomaron algunas medidas precautorias, como el uso racional y eficiente de la energía y, en ciertos casos, la autogeneración.

Si bien no hubo mayores restricciones en el abastecimiento de energía, la mayor importación de GNL y de combustibles líquidos alternativos (gas oil y fuel oil) impactó en el aumento del déficit comercial energético. Como contracara, hubo tensiones en el abastecimiento del resto de los insumos para la producción. En función del rol estratégico de la energía como insumo para la producción y como driver para la actividad industrial, la encuesta indagó en profundidad en los temas energéticos.

Matriz energética: las principales fuentes de energía utilizadas por las empresas encuestadas para la producción son la energía eléctrica y el gas natural por red, utilizados como fuente principal por el 90% y el 25% de las empresas respectivamente. Le siguen en menor medida el gasoil (6,9% de las empresas) y el GLP (2,2% de las empresas). También hay casos de empresas que se abastecen de fuentes de energía renovables como complemento, todavía con una participación menor. El 14% de las empresas accede al menos a una fuente de energía renovable, entre las que destaca la energía solar, utilizada por casi el 10% de las empresas2.

Costo energético: la energía explica entre un 5% y un 15% del costo de las empresas. Sin embargo, en algunos sectores industriales, los costos energéticos tienen una mayor participación debido a los procesos productivos utilizados (entre ellos se destaca Metales Comunes, en el que los costos de la energía supera el 20% para un cuarto de las empresas). Debido a la participación que tiene y al aumento reciente de precios, 3 de cada 4 empresas reportaron dificultades, que se tradujeron principalmente en una pérdida de competitividad tanto en el mercado externo como en el interno.

Eficiencia energética: Definir una política de eficiencia energética será clave para nuestro proceso de transición y el aprovechamiento de los recursos. Un 38% de las empresas tiene estrategias de eficiencia energética, especialmente aquellas asociadas con la utilización de iluminación de bajo consumo y la incorporación de maquinaria y tecnología con mayores niveles de eficiencia energética. También hay otro 40% que aún no tiene políticas pero que planea incorporarlas en el futuro. Los incentivos y el acompañamiento por parte del sector público serán fundamentales para avanzar en este rumbo.

La energía como un driver: el sector energético tiene el potencial de traccionar numerosas actividades. Entre las empresas relevadas, un 16% afirmó ser parte de la cadena de proveedores de la energía, ya sea tanto por la provisión de bienes como de servicios. Estas empresas son en su gran mayoría PyMEs.

La energía es un recurso estratégico tanto como insumo para la producción, así como driver para la actividad industrial. Frente al actual contexto internacional, caracterizado por una demanda creciente de energía, en particular de origen fósil centrada en el gas natural como vector para realizar la transición energética, el desarrollo del sector es una oportunidad estratégica. También es fundamental para la mejora de la competitividad industrial y la posibilidad de agregar valor a los recursos. Además, el sector cumple un rol clave a nivel macroeconómico, por su potencial para sustituir importaciones, fomentar las exportaciones y traccionar inversiones.

Te puede interesar
caida

La Industria Argentina Continúa en Terreno Negativo

Modo Productivo
Industria 15 de mayo de 2024

En el primer trimestre de 2024 se acumuló una caída interanual de -11,7%. Los datos anticipados de abril reflejan que persiste la caída interanual, aunque podría observarse una leve mejora frente a marzo; que estuvo en un nivel muy bajo.

Lo más visto
PROVINCIA

La Provincia pone en marcha herramientas para el desarrollo emprendedor

Modo Productivo
Industria 01 de julio de 2024

El ministro de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica de la provincia de Buenos Aires, Augusto Costa encabezó este martes en el Centro Cultural Islas Malvinas de La Plata la Mesa de Emprendedorismo Bonaerense en el municipio, y presentó las herramientas para el desarrollo emprendedor con que cuenta la cartera productiva del Gobierno Provincial: líneas de financiamiento a tasa cero, instrumentos para el desarrollo comercial, capacitaciones con orientación productiva, garantías crediticias y asesoramiento técnico y tecnológico, dirigidas a emprendimientos productivos bonaerenses.